Sobre lo de Noruega

Cuando sucede algo como lo de Noruega, una masacre provocada por una sola persona, suele decirse que el autor es un loco. Pero también dicen otros que no es un loco, que todo lo tenía planificado de antemano y que sabía perfectamente lo que hacía. Lo que sí parece claro es que no actuó dentro de la dinámica de un grupo terrorista, que tiene una organización y unos objetivos establecidos, sino que lo hizo en solitario, siguiendo un plan  elaborado pero sin el objetivo político que suele ir detrás de todo acto terrorista en sentido estricto, como sería el caso de ETA, IRA, Al Qaida, Brigate Rosse, Baader-Meinhof, etc.

Se suele decir “loco” queriendo decir que no sabe lo que hace, o que no es consciente de ello, o que actúa siguiendo las órdenes de una alucinación o de un delirio. Pero hay otro tipo de psicopatología que puede ser la base de muchos fanáticos que actúan en solitario: las ideas sobrevaloradas. Estas ideas se convierten en el centro de todo para la persona que las tiene. Generalmente son individuos obsesivos que no pueden dejar de pensar en un tema o grupo de temas más o menos relacionados. Las ideas obsesivas son reconocidas como excesivas, absurdas o desproporcionadas por la mayoría de las personas que las padecen, pero algunas evolucionan hacia una sobrevaloración de la idea, que deja de vivirse como absurda o excesiva y se convierte en algo parecido a un delirio sin ser delirio: como si fuese una creencia ciega en algo a lo que, en su sobrevaloración, se le atribuye una trascendencia fundamental que la convierte en el eje y sentido de la vida. Cuando se llega a este punto, la persona con una idea sobrevalorada no la considera desproporcionada y es muy difícil que pueda modificar ese pensamiento, que queda enraizado y consolidado por encima de todo lo demás. A veces no es fácil distinguir entre un delirio y una idea sobrevalorada, pero lo cierto es que aquellas personas que tienen estos pensamientos fronterizos con la psicosis se comportan como “locos” sin estarlo realmente. ¿O sí lo están?

No pretendo decir que el asesino múltiple de Noruega tenga ideas obsesivas y sobrevaloradas, ni que, aunque las tenga, sean las responsables de su conducta, pero me apetecía escribir algo sobre esto.

About Javier Ruiz

Psiquiatra

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: